El Oriente en el presente y futuro de Bolivia

           El ya lejano 10 de febrero de 2006 recordé la ilustre figura de Bartolomé Mitre (1821-1906), ex presidente de la República Argentina y fundador del diario La Nación. Pocos saben que tuvo un vínculo especial con Bolivia. Du-rante la dictadura de Juan Manuel Rosas, Mitre llegó a La Paz en 1847 como exiliado. Allí en¬contró refugio en la residencia del presidente José Ballivián, con quien sostuvo una cordial relación. Colaboró en la organiza¬ción del Cole-gio Militar y acompañó a Ballivián mientras sofocaba varios levantamientos. Tal cosa generó antipatías hacia Mitre por parte de los revoltosos opositores.

           Bartolomé era agudo observador. El Altiplano -con su grandiosidad y tris-teza- lo impresionó. Por esos parajes Mitre marchó hacia otro exilio. En 1848 asumió el mando del país Manuel Isidoro Belzu y ordenó la expulsión del jo-ven argentino que marchó escoltado hasta la frontera con Perú. Mitre pasó lue-go a Chile y de allí volvió a su patria, donde culminó su importante destino personal.

           Durante su larga vida Mitre fue observador, tes¬tigo y actor de hechos que paulatinamente transformaron a los países de América. Con respecto a Bolivia expresó: "Para matar la pasión política del pueblo boliviano, que en la prácti-ca se reduce a perseguir un puesto público rentado, conviene crear la riqueza pública y privada, fomentar la inmigración y el incremento de las industrias, independizarse, en fin, económicamente, para dejar a un lado la política y no preocuparse del bien público sino cuando los que lo administran amenazan, con sus imprudencias o con su ignorancia, el bien privado". Sus razonamientos siguen siendo válidos hoy.

           Y reitero nuevamente una acertada profecía de Bartolomé Mitre: "Bolivia es una nación con vías de comunicación atrofiadas. El porvenir de Bolivia no está al Occidente sino en la parte donde nace el sol.... Por eso debe tender a encontrar una salida por el Atlántico, buscando por el Oriente el aire, el espa-cio y la luz que le falta por el Pacífico.... y con el Pilcomayo y el Paraguay co-mo posibles vías de salida al mar". Esto, escrito a fines del Siglo XIX y durante el auge de la economía minera, fue realmente visionario. En 2018 el vaticinio de Bartolomé Mitre es realidad concreta; el desarrollo del oriente boliviano marca actualmente el presente y porvenir de nuestro país. Ahora predomina la economía de la llanura, ya no la de las montañas. Y mientras esperamos el an-siado retorno al Pacífico, recordemos que Puerto Busch y la Hidrovía Para-guay-Paraná le dan a Bolivia una salida directa al Atlántico. Verdaderamente, valió rememorar el acertado pronóstico de Mitre en estos inicios de septiembre, el mes de Santa Cruz de la Sierra, nuestra querida tierra natal.

           

           

           

           

           

           

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 09 de septiembre del 2018
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira