Acerca de desvelar y develar

No soy maestro del lenguaje pero pienso que lo escrito -en la medida de lo posible- debe asimilarse a lo comúnmente hablado. Es por eso que muchas palabras foráneas popularizadas al impulso de la globalización no siempre se escriben tal como el diccionario de la lengua española instruye, pero como la visualización es lo que vale, resulta comprensible escribirlas en su idioma original. Y además, eso es lo que la gente quiere. Casi nadie escribe “márquetin” sino “marketing”, tampoco se escribe “bluyín” por “bluejean” ni “rocanrol” por “rock and roll” o “güisqui” por “whisky”, etc. Hay muchos términos que guste o no han sido incorporados al cotidiano vivir. Los medios tienen que reflejar esas tendencias, al margen de ser puristas en temas de sintaxis y de gramática.

Una de las cosas que me intriga con respecto a varios medios escritos es su insistencia –son contados casos- en querer cambiarle al lector su forma de hablar y de entender palabras, algo comprensible si se trata de ser didáctico, pero ya no tan comprensible cuando hay alternativas válidas. Y no me refiero sólo a los anglicismos popularizados (como los pocos que cité) sino a términos castizos. Brindo un ejemplo. En su interpretación tradicional, “desvelarse” implica quedarse despierto hasta tarde. El diccionario nos dice que también significa “revelar algo oculto”. Pero eso no quiere decir que la gente comenzará a hablar de “desvelar cosas”; muchos años de costumbre no pueden cambiar así por que sí. La gente seguirá pensando en el verbo “desvelar” y sus derivados en relación con quedarse despierto hasta tarde. De ahí que la Academia de la Lengua -con sabiduría- mantuvo la palabra “develar”. Ella viene de “descubrir”, “revelar algo oculto” y de “desvelar”. Pero obviamente hay una diferencia derivada del hábito popular: develar significa conocer algo que antes no se supo por estar oculto. Y desvelar implica el no poder dormir; “estoy desvelado” es frase habitual. “Fulano develó al fin su secreto”, ya es otra cosa. Si todo está tan claro ¿Para qué forzar? ¿Por qué cambiar formas de hablar e interpretar? Chocan un poco titulares o noticias que rezan “se desveló la trama….”. Mejor para la vista -por efecto de la mera costumbre y de lo ya explicado- sería escribir “se develó la trama…” y lo que venga, sin complicarlo al lector. Si se trata de un noctámbulo, escribir “Fulanito se desvela”. Punto, sin complicación ni innovaciones.

Por otro lado, vale la penar recordar que mientras una expresión sea escrita entre comillas o en letras itálicas no se violan reglas idiomáticas. No hay por qué complicar las cosas ni confundir. Es mi modesta y sincera opinión.

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 14 de agosto del 2016
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira