“Usted lo puede ver en el sitio web”

Agustín Saavedra Weise

06-01-2006

De forma muy bien intencionada, casi todos los periodistas radiales y de TV anuncian cada dos por tres –sea por cuestiones de interés público o de naturaleza privada–, algo así como “usted lo puede ver en el sitio web” y luego dan la parafernalia de ‘www’ más lo que sigue. La verdad es que eso es útil y yo, por lo menos, lo agradezco. El problema radica en que los que accedemos a la red informática (Internet) en Bolivia somos una ínfima minoría.
De acuerdo con datos divulgados por Willy Noack, solamente el 3% de los bolivianos tiene acceso al espacio virtual. Si partimos de la base de nueve millones de habitantes, resulta que solamente 270.000 son los ‘privilegiados’. Nada menos que 8.730.000 compatriotas están marginados de las maravillas y posibilidades de la ‘autopista de la información’. Lamentable de verdad. Mientras, en el mundo ya hay mil millones de ‘internautas’; uno de cada seis habitantes del planeta accede a la red.
Alguna vez dije que había que tener por lo menos un acceso a Internet en cada escuela boliviana si no queríamos tener una próxima generación de analfabetos virtuales. Con lo válido de esta afirmación, hay que tener en cuenta que ha habido tal descuido por parte del Estado en torno a su primera función –la educación– que en todas las escuelas públicas lo de menos (y remoto) es tener computadora o acceso a la red. Muchas de dichas escuelas carecen de techo, de baños, de ventanas, hasta de pupitres y llevan a cabo sus tareas en un estado rayano con lo catastrófico.
Ojalá el nuevo gobierno, que se inicia el 22 de enero, se decida al fin por darle a la educación la importancia fundamental que merece en este siglo XXI. Nada se puede esperar del futuro sin educar a la niñez, sin darle las primeras chances concretas de aprender.
La solución debe ser integral. En consecuencia y paralelamente con la dotación mínima de una infraestructura razonable, hay que dotar también a las escuelas de computadoras y acceso a Internet. Caso contrario, estaremos cada vez más atrasados y formando una potencial camada de ‘burros’, chicos forzados a tan triste situación por la falta de oportunidades y por la desidia del Estado.
En lugar de tanta cháchara ‘estatizadora’ y ‘nacionalizadora’, el Estado debería destinar sus recursos a dos cuestiones básicas para el futuro inmediato de Bolivia: óptima educación pública y óptimas vías de comunicación.
Mientras el Estado no se ponga las pilas y haga lo que debe hacer, todo seguirá igual, y cada vez que alguien anuncie “lo puede ver en tal sitio web”, la posibilidad quedará para unos cuantos, mientras el inmensamente mayoritario resto de los bolivianos desafortunadamente no tendrá idea de nada. Hay que cambiar esto y pronto. Los nuevos tiempos así lo demandan perentoriamente.

Dr. Agustín Saavedra Weise © Derechos Reservados 2005
Santa Cruz - Bolivia