Ruber Carvalho y la historia de Bolivia

Agustín Saavedra Weise

04-12-2005

El Dr. Ruber Carvalho Urey es ampliamente conocido por sus interesantes incursiones en la novelística, como también por sus permanentes aportes intelectuales y literarios. Asimismo, es un profesional activo en diversas funciones periodísticas y culturales.
Últimamente, el amigo Ruber nos ha sorprendido gratamente con su Manual de Historia de Bolivia. Una visión desde la llanura (Imprenta Landívar, septiembre de 2005). Aunque el mismo título lo dice todo, este libro no es tan ‘manual’ como la modestia del autor lo denomina. Se trata más bien de un trabajo verdaderamente seminal y cuya huella debe continuarse, no solamente en pro de la verdad histórica, sino también para revalorizar un pedazo importante del pasado boliviano, casi sepultado hoy por la agobiante carga del centralismo andino y sus versiones particulares de la historia nacional, a veces concretas y lúcidas: las más, sesgadas e ignorantes de la rica savia vertida por los pueblos de la llanura en la construcción de la República de Bolivia.
Aunque con su natural modestia el autor aclara que no es un historiador profesional, les puedo asegurar que esta obra sí es materia de primer nivel y refleja la amplia versatilidad del Dr. Carvalho.
Dividido el libro pulcramente en once partes perfectamente concatenadas, su lectura fluye ágil y vigorosa, transportándonos a diversos escenarios de la trágica historia patria, empero fascinante y reveladora.
En este ya avanzado siglo XXI y ante los imperativos de la hora presente, urge tener a la mayor brevedad posible una visión consolidada y auténtica de Bolivia, rica en su diversidad y compleja en su devenir. Frente a innumerables desafíos y pruebas, contra todos los agoreros, Bolivia ha demostrado ser mucho más resistente de lo que nosotros mismos creemos. Esta notable resistencia seguirá siendo puesta a prueba en los días que vendrán, ya que nos esperan arduas tareas para forjar una nueva Bolivia acorde con las necesidades puntuales de su pueblo y con la necesaria maniobrabilidad que le permita al país navegar con algo de éxito en el azaroso mar de los Sargazos de esta actual era globalizadora, que brinda enormes ventajas por un lado y tremendos desafíos por el otro.
Y en la construcción de un futuro, no debe olvidarse el pasado, es decir, la historia, la sucesión de hechos que han marcado el rumbo de todo un pueblo y de sus diversos componentes. A esta vital tarea corresponde el libro que brevemente comento hoy. Al decir del propio Ruber: “Este resumen lleva la modesta pretensión de ofrecer, principalmente a los jóvenes del oriente... esta otra visión de la historia nacional, equilibrando lo necesario y de interés... para quienes se quedaron sin entender al ‘otro’ y sin conocer lo nuestro. Porque sólo cuando reconozcamos la calidad del otro en una sociedad plural como la nuestra, seremos capaces de comenzar a planificar el camino hacia una nación, para dejar atrás a un Estado que desde el inicio no tuvo la capacidad de reconocerse a sí mismo”.
He aquí un libro para leer, analizar y meditar, como también para incorporarlo al acervo de esa construcción de la nueva Bolivia que todos debemos realizar, aportando cada cual lo suyo. Ruber Carvalho lo ha hecho con esta brillante obra. Recomiendo su lectura y divulgación, tanto en los llanos como en todo el país y, especialmente, en el altiplano, desde donde todavía se pretende construir ‘totalizadoramente’ la historia nacional, con el resultado de tener hasta ahora una obra inconclusa y no del todo objetiva.

Dr. Agustín Saavedra Weise © Derechos Reservados 2005
Santa Cruz - Bolivia