Los países del grupo BRIC y el mundo

Agustín Saavedra Weise

17-06-2005

Varias publicaciones internacionales destacan últimamente el auge del llamado grupo BRIC, constituido por Brasil, Rusia, India y China. Éstos son los países actualmente de moda, aquéllos de los que más se habla y se comenta. También hay comentarios sobre Chile y su milagro económico, como otros referidos a Indonesia y a algunos países del sudeste asiático, pero a todos ellos les falta la dimensión continental y casi planetaria que sí tienen los miembros del grupo BRIC.
Los casos de Rusia y China no son de extrañar si resaltan. El primer país, aunque disminuido ahora luego del colapso de la Unión Soviética (1991), aún conserva un impresionante arsenal nuclear, ingentes materias primas, abundante gas y petróleo y sigue siendo el Estado más grande del mundo. En cuanto a China, de suyo territorialmente enorme, hace ya tiempo que registra impresionantes índices de crecimiento y tiende a transformarse en superpotencia, siendo a su vez el Estado nacional más poblado del planeta. El viejo dragón ha despertado; solamente se puede predecir su cada vez mayor influencia global.
Por otro lado, Rusia y China son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas y con derecho a veto. Además, son ya y desde hace rato potencias reconocidas, pese a tener problemas estructurales de diverso tipo que falta terminar de solucionar para pasar a ser verdaderamente desarrolladas en plenitud y por encima de sus dimensiones territoriales, demográficas o militares.
En lo que hace a Brasil e India, se trata de dos de los países más grandes en vías de desarrollo, partes integrantes de lo que sigue llamándose ‘tercer mundo’, esa abigarrada masa de países que pugnan por superar sus dificultades, algunos con más éxitos, otros mucho menos afortunados. India ya tiene más de mil millones de habitantes, registra índices muy alentadores para su economía, pero a su vez y simultáneamente registra los peores índices de pobreza y marginalidad. Brasil, con una extensión territorial inmensa y mayor que su par asiático, tiene menos habitantes que la India pero sufre de los mismos problemas: enormes contrastes internos entre riqueza y pobreza, sumando temas muy agudos como los casos de deforestación amazónica y depredación ambiental, exterminio de grupos aborígenes, eclosión del movimiento sin tierra y otros.
Sin embargo y pese a todo, el grupo BRIC es la ‘onda’ del momento. Todo lo que sea ruso, chino, brasileño o hindú despierta interés, desde temas económicos e inversiones hasta desfiles de moda, excursiones, música, etc. Es el momento estelar de estos países y sus gobernantes hacen lo posible por aprovecharlo. En este sentido, Brasil y la India están en una seria ofensiva para ganarse dos puestos permanentes en el futuro reformado Consejo de Seguridad de la ONU y muy probablemente lo consigan ambos gigantes o, por lo menos, uno de los dos.
Además y es importante destacarlo, las relaciones entre sí del grupo BRIC son bastante cordiales, salvando las añejas diferencias entre chinos e hindúes, las que hoy por hoy tienden a mitigarse.
Nada hace predecir que los BRIC pasen rápidamente de moda; más bien creo que seguirán dando que hablar por un buen tiempo.

Dr. Agustín Saavedra Weise © Derechos Reservados 2005
Santa Cruz - Bolivia