Comentarios dominicales al punto

           A) La "electromovilidad" es un término nuevo orientado hacia el desarrollo de transmisiones limpias y aptas para evitar el uso en los nuevos automóviles de combustibles fósiles contaminantes. Esa novedosa electromovilidad avanza, ya llegó a nuestro país. Es encomiable la producción del primer vehículo eléctrico nacional en Cochabamba. Se vende a precio razonable y es apto para recorrer una distancia también razonable hasta su próxima carga. Ridículo el tema de "no poder circular", vale para un "Créase o no" de Ripley... Por suerte ese tema burocrático se arreglará pronto. El coche eléctrico presentado en la última FEXPO cruceña merece pleno apoyo. La mejor manera de darlo, es adquiriendo uno.

           B) Las graves enfermedades urbanas que tanto obstaculizan la sana expansión de Santa Cruz de la sierra siguen en preocupante auge. Vuelvo a reiterar que los enfermos de "anillitis" y "rondotitis" sin quererlo bloquean y dificultan la circulación citadina (tanto peatonal como vehicular) y al mismo tiempo estimulan que las rotondas sean lugares aptos para malvivientes o desperdicios. Las tales rotondas son tal vez aptas para una tranquila ciudad de provincia, ya no para una urbe enorme, paradójicamente trabada por su propia dirigencia ante la obsesión de mantener anillos y rotondas en lugar de ser lo que es: una ciudad de la llanura, abierta, sin límites, nada de "ciudad de los anillos", tan "chinche" y "copiona" que además suena esa frase... Si a esas anomalías se agrega el "antipuentitis" -que impide bajo pretextos baladíes construir puentes hacia Urubó y otras localidades-, será el "despiporre". Estaremos en pocos años mucho más cerca de Dacca que de Miami; se los ase-guro... Y no habrá "triángulo de oro" que valga ante esa calamidad.

           C) Las encuestas que señalan a la capital oriental como "hospitalaria" no son ciertas. La hospitalidad no significa recibir bien a alguien de bocas afuera o saludar con artificial sonrisa. Hospitalidad implica solidaridad, respeto por los demás y muchas otras cosas. Hoy en día nada de eso veo en la urbe cruceña, no nos engañemos. En el pasado hubo hospitalidad, hoy no la hay. El desprecio por prójimo y ciudad es palpable en quienes no respetan semáforos, estacionan en lugares indebidos (para colmo sus delitos les salen bien por falta de vigilancia), tiran basura, pintan paredes por doquier, ostentan un desprecio absoluto por la ciudad, etcétera. No hay tal hospitalidad ni amor citadino; abramos los ojos, tratemos de restaurar algo de lo que existió en el pasado; aunque había atraso, se cuidaba a la ciudad y se tenía auténtica amabilidad.

           D) Para concluir estas notas domingueras, comparto el mensaje enviado a Jorge Castro, analista del periódico argentino Clarín. Sus escritos podrán ser interesantes, pero es un hecho que con respecto a Bolivia precisa tomar clases de geografía básica. Transcribo el mensaje enviado a Clarín y al propio Castro. Señor Castro: en relación con su nota publicada en Clarín "Evo Morales apuesta al sector agroalimentario" (28.09.2019) le señalo un grave error que desmerece el análisis. Los llanos bolivianos están al oriente, no son "occidentales", como usted lo ha señalado con insólita ignorancia geográfica. Bastaba mirar un mapa de Bolivia antes de escribir... Su error geográfico fue lamentable. Espero que rectifique su gruesa equivocación. Saludos.

           E) Hasta la próxima semana amigos lectores.

           

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 06 de octubre del 2019
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

6

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira