Algunas crisis geopolíticas del momento

El mundo está convulsionado por conocidas crisis y los mercados se ven afectados; los aumentos en el precio del petróleo son una muestra. Varios movimientos geopolíticos impactarán las cotizaciones de hidrocarburos y materias primas.

Veamos la agravada tensión ruso-estadounidense. Lejos estamos de la época cuando se pensó que las superpotencias rivales de la extinguida guerra fría podían ser aliadas en el nuevo orden mundial. Ante la imprudencia de europeos y norteamericanos -que empujaron hacia la OTAN a los ex satélites de la colapsada Unión Soviética- Moscú volvió a sentir el antiguo cerco sufrido por la URSS y reaccionó. Así se inició un nueva era de conflictos aislados en escenarios tipo Georgia, Ucrania y Si-ria.

En el Mar del Sur de la China se arrastra una situación delicada. Durante años China ha presentado sus reclamos, ignorando los de sus vecinos y hasta fallos internacionales. El dragón intenta afirmar su soberanía de facto sobre esas aguas e islas. Mantiene allí presencia militar, controlada ésta por la cercanía de la Séptima Flota norteamericana. Beijing manifestó su determinación de proteger la paz y la estabilidad del Mar Meridional de China y criticó la presencia de “fuerzas extranjeras”. La Armada de EE.UU. considera vital el paso de buques mercantes por ese lugar, una vía acuática obligada. Las tensiones pueden estallar en cualquier momento.

Otro foco geopolítico gira en torno de Arabia Saudita. El reino soporta misiles disparados desde Yemen, agregando sus roces con Siria, Bahrain e Irán. Sus escaramuzas le están costando más dinero que el recibido por el petróleo.

La situación venezolana se hace insostenible; está creando una coyuntura geopolítica peculiar que arrastra valores humanitarios y económicos. Con una tremenda hiperinflación, gobierno discutido, producción petrolera en declive y vanos intentos de rectificar la situación, el desastre parece cantado. China, aliado clave de Caracas, ya no confía en su capacidad de pago. China ha enviado miles de millones de dólares a la nación caribeña que se amortizaban lentamente con embarques de crudo. Al disminuir el fluido venezolano en calidad y cantidad, Beijing no quiere asumir nuevos compromisos y eso agudizará las cosas. Por tener las mayores reservas mundiales, los estertores venezolanos afectarán los precios de los hidrocarburos en el cercano porvenir.

Resulta evidente la interdependencia entre el factor energético y las crisis que afectan al orbe. La geopolítica contemporánea tiene gran in-cidencia en lo económico.

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 22 de abril del 2018
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira