Brasil: líder en energías menos contaminantes

           Brasil es el país con la matriz energética menos contaminante del mundo, informó la Asociación Internacional de la Energía o AIE (www.iea.org/). La AIE señaló que Brasil es "estrella ascendente" a nivel global en el uso sostenible de energía. Esto comprueba el continuado empeño de sucesivos gobiernos cariocas en darle énfasis a sus energías renovables. En el ya cercano 2030, el 45% de su energía consumida vendrá de fuentes renovables, principalmente bioenergía e hidroelectricidad. Brasil cumple así con el acuerdo de París sobre cambio climático y es ejemplo ante otras naciones.

           Brasil desde hace años lidera el uso de biocombustibles, algo que en Bolivia al fin se está iniciando, luego de una larga espera. Los brasileños han generado combustible de la biomasa en general, de grasa animal, y de diversos subproductos vegetales que permitieron reducir el consumo de energías fósiles y así aliviar la contaminación. En lo natural, las represas son un ejemplo. Mucha gente protesta por sus construcciones, pero en función de los principios del desarrollo sostenible son una excelente opción. El daño se produce una sola vez al generarse la típica laguna de toda represa; luego los beneficios superan con creces al perjuicio ocasionado. Con las represas se controlan flujos hídricos, se evitan inundaciones, se controla el agua para uso industrial o consumo humano y al mismo tiempo se produce abundante electricidad mediante una fuente renovable.

           Lo que le falta al Brasil es desarrollar con más énfasis la energía solar, actualmente en boga por la enorme reducción de precio de los paneles fotovoltaicos. Brasil tiene inmensas posibilidades para desarrollar la energía solar en su vasto territorio. Lo mismo vale para la energía eólica brindada por los vientos. Y si a ello agregamos los tradicionales combustibles fósiles vía el "pre sal" y otros descubrimientos, vemos que el futuro energético (limpio y sucio) está garantizado. Se han despejado los fantasmas de la escasez en materia de energía que agobiaron a nuestro vecino en el pasado.

           El etanol y el biodiesel representan el 50% del consumo oriundo de insumos renovables. En biodiesel Brasil produjo 4.300 millones de litros en 2017 con la soya como principal materia prima. La bioenergía seguirá siendo la principal fuente de energía renovable, aunque su participación proporcional podría disminuir más adelante debido al crecimiento de las fuentes eólica y solar. Bien por Brasil; un país con auto abastecimiento energético y capacidad alimentaria propia tiene el futuro asegurado.

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 09 de diciembre del 2018
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira