La evolución del dinero

La necesidad de un medio general de cambio que suplante al primitivo trueque viene desde la antigüedad. En la búsqueda de mecanismos para disponer de un medio general de cambio aceptado por la gente, en épocas pretéritas se utilizaron dos de los metales llamados preciosos: el oro y la plata. Como el oro siempre ha sido mucho más valioso que la plata, el metal áureo quedó en la exclusividad de reyes y poderosos; prácticamente no circulaba entre el pueblo. La plata sí se convirtió en moneda corriente para las comunidades de antaño. De su uso popular persisten hasta hoy dichos tales como "no tengo plata” o "este señor es platudo”. El posterior invento y uso del papel moneda simplificó transacciones y además abarató en forma enorme la distribución del medio de cambio. Eso sí: el papel moneda no podía ser emitido por cualquiera, tenía que tener la garantía y el respaldo del mandante soberano de "x” lugar. Se dice que ese respaldo en metálico de los monarcas del pasado para la emisión de billetes dio origen a los bancos centrales, como custodios de la política monetaria de cada comunidad.

Con la evolución tecnológica y la inventiva del hombre se generaron otros tipos de dinero. Hace más de medio siglo George Stevens Moore, fundador del CitiBank, creó la tarjeta de crédito. Ella sufrió sucesivas modificaciones y modernizaciones; pasó a ser una fuente más de liquidez primaria como sustituto del dinero propiamente dicho. De ahí su merecido título de dinero plástico. Luego se le sumó la tarjeta de débito. Además, ya estaban vigentes los cheques, el llamado dinero giral o dinero bancario.

Así como el futuro brindará nuevas maravillas tecnológicas en diversos campos, también brindará nuevos tipos de dinero, siempre con particular énfasis en su utilidad básica como medio general de cambio y reserva de valor. Entre otras tendencias por venir surge inclusive la posibilidad de que antes de terminarse este siglo XXI billetes y monedas dejen de existir.

Ahora se marcha rápidamente hacia el dinero virtual digitalizado, también llamado codificado o criptomoneda. Ya está en auge, comenzando con el “bitcoin” y varias otras nominaciones que han surgido recientemente, tales como “Litecoin”, “Monero”, “Neo”, “Cardano”, “Ripple”, etc. Existe un claro dinamismo monetario, de ahí que la historia de la evolución del dinero es un libro abierto que sigue siendo escrito día a día y que aún traerá sorpresas.

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 31 de diciembre del 2017
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira