Para Santa Cruz se precisan 25.000 policías

Según expresó el Comandante departamental de Santa Cruz (El Deber 26.3.17) Cnel. Rubén Suárez, la capital oriental debería tener 15.000 policías. Si tomamos las palabras del Ministro de Gobierno, quien expresó en una entrevista su deseo de alcanzar el estándar internacional de un verde olivo por cada 200 personas, veremos luego que la cifra expresada de buena fe por el jefe policial se queda corta.

Santa Cruz de la Sierra y alrededores contienen dos millones y medio de habitantes. En el resto del departamento viven alrededor de 1.500.000, elevando la cifra total a 4.000.000. ¡Ojo! una cosa es esa población en territorio chico (por ejemplo el de Bélgica o Suiza) y otra tenerla distribuida en 373.000 km2, el extenso área departamental. Bajo el concepto ideal de un policía por cada 200 habitantes deberíamos disponer acá de 20.000 y por el factor territorial -como mínimo- agregar otros 5.000. O sea que la cantidad necesaria de policías para cubrir el Dpto. de SC sería de 25.000 efectivos debidamente armados y pertrechados. Hoy la cantidad real en todo el departamento es de sólo 5.300. Y para la ciudad más grande del país y con mayor índice de inseguridad ciudadana apenas se cuenta con 4.000 uniformados. Según la relación policía/habitante, esa cifra debería cubrir una ciudad de 400.000 personas, de ninguna manera bastan para una concentración humana de la magnitud de la urbe del oriente. Con tan baja dotación policial más bien deberíamos agradecer el no tener más asaltos, crímenes, robos, delitos varios, etc.

El obcecado centralismo andino impide tener mayor cantidad de servidores del orden en nuestro departamento. Si tuviéramos lo que es común en muchos países -tres niveles policiales coordinados entre sí- todo sería diferente y mejor. Debería contarse con una policía municipal, una de la gobernación y la Policía Boliviana a nivel nacional y de coordinación. El secante monopolio de esta última resulta ser ineficaz. Basta ver lo acontecido con el reciente asalto cerca de Roboré contra una vagoneta que llevaba caudales. Por centralizar tanto hubo ineficiencia. Demoraron cinco horas los efectivos en llegar al lugar; primero tenían que recibir ordenes de La Paz y encima fueron transportados por tierra ¿No hay helicópteros? Con policías locales coadyuvando se podría haber acelerado el proceso. Para concluir falta agregar la penosa falta de equipamiento de la Policía Boliviana ¡Si hasta las cámaras del comando local no funcionan! Un gobierno que se jacta del “vivir bien” tiene que “abastecer bien” a quienes cuidan el orden público. Eso es más importante que gastar en museos o canchas de fútbol.

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 09 de abril del 2017
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira