Santa Cruz de la Sierra y el triángulo alimentario

Durante un panel organizado en Buenos Aires por el diario ”La Nación”, se vertieron importantes conceptos acerca del potencial agropecuario argentino y de zonas limítrofes. Ver: http://altosvaloresagregados.blogspot.com

En la oportunidad, Ricardo Yapur -presidente ejecutivo de la empresa especializada en semillas y fertilizantes biológicos Rizobacter- expresó: “El futuro de la agricultura del mundo pasa por América del Sur. Estados Unidos consume todo lo que produce, Europa cada día es más un gran jardín y África, si bien tiene agua y tierra, no tiene aún los elementos que le faltan para ser un lugar productivo". Informó que expertos del consorcio De Sangosse -grupo agrícola francés- han proyectado un "triángulo imaginario entre San Pablo, Santa Cruz de la Sierra y Bahía Blanca”. Agregó: “Desde allí saldrá la comida del mundo, porque hay espacio de sobra y una población lo suficientemente educada para entender las nuevas tecnologías". Asimismo, se mencionó que en el triángulo hay paz (algo no tan normal en el mundo) y por eso Sudamérica ostenta una posición privilegiada para producir alimentos frente a otros continentes.

Lo importante en nuestro medio ahora es hacer realidad las cosas, maximizar la producción y mejorar sus facilidades de transporte hacia puertos de ultramar. En Bolivia muchos ignoran o desdeñan los temas del campo, pero he aquí que en altos niveles internacionales Santa Cruz de la Sierra forma uno de los vértices del triángulo de la alimentación planetaria. Con el propósito de aumentar los niveles productivos locales habrá que introducir nuevas modalidades en insumos y tecnología a fin de lograr un salto cualitativo en materia de competitividad. El Gobierno tendrá que hacer lo suyo. Un pueblo alimentariamente soberano y con capacidad de exportar sus excedentes gozará siempre de un “plus” de poder en la geopolítica global. Bolivia –por medio del Dpto. de Santa Cruz- puede lograr tal cosa e inclusive incrementar exponencialmente su producción si existen políticas de estímulos y de garantías que permitan explotaciones agrarias extensivas. Tiene que entenderse que el oriente es diferente al altiplano y que las técnicas de producción regional forzosamente son distintas por tratarse de otro tipo de climas y de suelos. No hay nada de malo en tener políticas diferenciadas, lo importante es que ambas sean efectivas en sus respectivas esferas. Eso sí: unificar políticas implicaría dispararse en el pie.

Nuestro país -vía el agro cruceño- será parte integral activa de este singular triángulo verde brevemente reseñado y que tiene capacidad para darle de comer al mundo entero.

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 31 de julio del 2016
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira