Disputas en el mar del sur de China

El mar del sur de China, también llamado Mar Meridional Chino (MMC), es parte del océano Pacífico y abarca 3.500.000 km2. Cubre desde Malasia hasta Taiwán e incluye a las Filipinas, Vietnam y Brunei. Es un lugar estratégico por donde pasan buques tanque y tráfico marítimo pesado. El MMC une varias rutas; allí está el corazón de la periferia navegable de Eurasia. En esa región se viene generando una guerra fría que va subiendo de temperatura. Más de la mitad del tonelaje mercante mundial pasa a través del MMC. El petróleo transportado por el MMC triplica la cantidad que pasa por el Canal de Suez y es 15 veces mayor que el transportado por el Canal de Panamá. Eso demuestra la relevancia geopolítica, económica y militar de esa crítica zona marítima.

La República Popular China (RPC)C es muy recelosa de sus derechos sobre las aguas que bordean su territorio costero austral, máxime por el surgimiento de reclamos de otros países. También se producen periódicas tensiones con la flota estadounidense que vigila esos parajes. Los múltiples conflictos de soberanía sobre aguas y fondo marino del MMC están entre los más peligrosos del mundo; enfrentan a China con todos sus vecinos de la zona y a éstos entre sí. Una de esas pugnas adquiere ahora actualidad. El gobierno filipino realizó gestiones para que la Corte Internacional de Justicia arbitre en su conflicto con Beijing. Por su lado, China afirmó que las disputas deben resolverse mediante negociaciones directas y que no acatará ningún fallo arbitral. Beijing argumenta, además, que la presencia militar de Estados Unidos aumenta tensiones en el Mar del Sur de China. "Estamos reforzando nuestro papel militar en la región, de manera unilateral y a través de esta amplia gama de asociaciones y alianzas que tenemos, pero eso no se hace con el fin de provocar nada ni a nadie", dijo hace poco el Secretario de Defensa norteamericano. Sus palabras no convencieron a Beijing, que mantiene una posición contraria a la presencia naval de EE.UU..

Mientras se acerca el plazo para dictar sentencia, el apoyo para las Filipinas ha ido creciendo y se cree que el fallo de la Corte favorecerá a Manila. Al margen de su posición de rechazo al proceso, China está tratando de conseguir para sí apoyos diplomáticos. Rusia puso todo su peso en pro de Beijing, argumentando en contra de la llamada “interferencia internacional” en disputas del MMC. Por su lado, Camboya, Laos y Brunei también favorecen el arreglo de diferencias en forma bilateral. El tema está abierto y las tensiones crecen. Ojalá pronto sea posible alcanzar acuerdos entre las partes de esa crucial región del globo.

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 22 de mayo del 2016
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira