China, Puerto Busch y Rosario

Es imperativo que Bolivia tome decisiones concretas con respecto a Puerto Busch, proyecto del que vengo escuchando “novedades” desde niño y conste que ya soy adulto mayor. No podemos seguir perdiendo tiempo ni acaparando zonas francas que no estamos usando o no las sabemos usar. Sin ir muy lejos está el triste ejemplo de Rosario. Concedida hace más de 30 años, la zona franca sigue languideciendo y ahora obstaculiza el desarrollo edilicio de la ciudad. El lugar que “ocupa” Bolivia es el único impedimento para unificar la costa rosarina de norte a sur. Con tal motivo la zona boliviana es un lugar antipatizado por la población local y cuestión de debate. Se ha pedido su traslado a otro lugar pero hasta el momento las autoridades bolivianas no han tomado ninguna decisión; hubieron conversaciones sobre el tema pero no se avanzó. La zona franca de Rosario abarca más de 54 mil metros cuadrados y casi un kilometro de muelle. Se pretendió configurar un polo industrial y comercial, pero en la práctica funcionó como depósito de mercaderías en tránsito, las que en algunos casos tardaron décadas en ser movilizadas o se deterioraron en el lugar, tal el caso de los tristemente famosos “Carritos Hane”. La crónica destaca que en 32 años de “funcionamiento”, se registraron solamente dos ingresos y un egreso de barcazas, y en 1988 fue amarrado allí el último buque Un verdadero fracaso nacional por falta de visión y de acción.

Bolivia se ha plagado de zonas francas y no ha hecho nada en ninguna. En Rosario, como ya expresamos, se reclama que Bolivia devuelva ese espacio, afeado por no utilizarse ni cuidarse. El impotente municipio local no puede intervenir por estar cedido a nuestro país, el que a su vez no lo usa. Increíble en verdad, estamos como perro del hortelano, sin comer ni dejar comer.

Es hora de cambiar esto. Propongo en concreto atraer capitales chinos para que con sus inversiones, sobre la base de una concesión a largo plazo en Puerto Busch y otra en Rosario (con permiso del gobierno federal argentino), se concrete pronto la salida soberana al Atlántico por Puerto Busch ¡Basta ya de seguir dando vueltas! Podemos llegar al mar expeditivamente desde un Puerto Bush remozado y al mismo tiempo cambiar la penosa imagen que el rosarino tiene de Bolivia transformando la actual zona franca en un lugar dinámico o bien procurando que se nos ceda otro buen lugar. Lo importante es hacer. Bolivia no ha hecho nada por si misma ni lo hará, esa es la realidad.

Por la vía de Beijing llegaremos con eficiencia al Atlántico. China está realizando una masiva radicación de capitales en Latinoamérica. Hay que lograr que parte de esos fondos se canalicen hacia este vital proyecto. No debemos seguir dando vueltas. La inversión de China en Puerto Busch y el uso práctico de la zona franca de Rosario (o de otro espacio similar que se nos conceda a cambio) bastarán para lograr un cambio cualitativo que nos permitirá salir exitosamente con nuestros productos por el oriente del país hacia ultramar y también recibir insumos del exterior.

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 15 de marzo del 2015
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira