OEA: ¿De cadáver insepulto a Lázaro?

¡Al fin se irá José Miguel Insulza de la Organización de Estados Americanos! Creo que este ciudadano chileno ha sido uno de los peores (si no el peor) entre los Secretarios Generales que tuvo la controvertida OEA desde su creación. Insulza -dotado de una cintura acomodaticia usada sin pudor y con elasticidad pese a su gran masa corporal- concluirá 10 años de funciones y nada menos que con el incomprensible apoyo implícito del principal aportador de “platita”, los Estados Unidos, cuyas tibias críticas frente a su dual comportamiento no bastaron y así Insulza terminó quedándose dos períodos consecutivos. Hace poco se ha elegido por unanimidad (con una sola abstención) al nuevo Secretario General, el ex canciller del Uruguay Luis Almagro. Tal vez con él al mando hasta 2020 se pueda salvar algo del “cadáver insepulto”, calificativo dado a la OEA por el ex líder cubano Fidel Castro.

Almagro recién tomará posesión el próximo 26 de mayo, una vez Insulza termine su insulso y larguísimo ciclo. Almagro se desempeñó como Ministro de Relaciones Exteriores durante la presidencia de José ‘Pepe’ Mujica. y antes fue embajador en China. Ojalá el nuevo ejecutivo principal de la OEA rescate lo poco que ha dejado tras su paso el negativo vendaval de su antecesor y logre –figurativamente- repetir el milagro de Jesús con Lázaro: resucitar al muerto en descomposición. Pero no seamos demasiado optimistas. La OEA está en jaque no sólo por su ineficiencia sino por los propios estados latinoamericanos, que han estado propiciando de tiempo atrás encuentros sin la presencia de Estados Unidos y Canadá. De ahí la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC). Anteriormente estuvieron de moda el Grupo de Río, el Sistema Económico Latinoamericano (SELA) y otros esquemas regionales. Sin embargo, es bueno recordar que el dialogo hemisférico con EE.UU. guste o no es ineludible y para eso existe un organismo que justamente es la OEA. Desde la incorporación de Canadá la OEA abarca la totalidad hemisférica -de polo a polo- en términos geográficos. El único país excluido -Cuba- casi con seguridad retornará pronto en función de los recientes acuerdos La Habana-Washington.

Es importante que la OEA siga vigente, pero sin la deficiencia, duplicidad e hipocresía del ciclo que ahora concluye. La firme defensa de la Carta Democrática Interamericana, los Derechos Humanos y la libertad de opinión -más otros aspectos conexos- son fundamentales, reflejan pautas de entendimiento hemisférico en el seno de la OEA que deben reactivarse y no perderse. Almagro tendrá que “purgar” al organismo, descartando lo indeseable dejado por Insulza y racionalizando sus operaciones a fin de ponerlo en orden. El futuro nos dirá si el cadáver de la OEA sigue insepulto, se lo entierra de una vez, o resucita al estilo del bíblico Lázaro.

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 05 de abril del 2015
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira