BOLIVIA EN EL MERCOSUR

El Mercado Común del Sur (Mercosur) fue creado en 1991 con Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay como miembros fundadores. En julio de 2012 se incorporó Venezuela. Bolivia participa como Estado en proceso de adhesión y su ingreso pleno se producirá a corto plazo. Como estados asociados participan Chile, Colombia, Perú, Ecuador, Guyana y Surinam. El bloque abarca un espacio gigantesco de más de 14 millones de km2 y con casi 300 millones de habitantes.

¿Cómo nace el vínculo de Bolivia con el Mercosur? A principios de la década del 90 corrían rumores acerca de un nuevo acuerdo de integración que no tomaría en cuenta a nuestro país. Mientras ejercía las funciones de embajador de Bolivia en la Argentina, solicité permiso para negociar y fui autorizado para intentar consensuar un texto y lograr que el mismo figurara en la declaración de los cancilleres al momento de firmarse el acuerdo constitutivo del nuevo pacto. Nuestras gestiones dieron resultado. Los cancilleres expresaron la voluntad de sus gobiernos -y su interés- de aprobar, conjuntamente con el gobierno de Bolivia, las distintas modalidades para concretar su vinculación con el Mercosur. Bolivia, desde el primer momento, no estuvo ausente. Por la positiva continuidad de varias gestiones, los vínculos con el Mercosur se fueron ampliando. Bolivia pasó a ser Estado asociado y ahora ya somos miembros de este bloque, el que aún no ha cubierto las expectativas puestas en su creación. Ningún proceso de integración latinoamericano tuvo una evolución similar al de la Unión Europea. Marchamos con lentitud. En nuestra región mucho se habla pero poco se hace. Además y por su enorme gravitación, el relanzamiento del Mercosur dependerá de quien resulte ser el gobernante brasileño este 26 de octubre.

El Mercosur se encuentra en un punto de inflexión a partir del cual declinará o avanzará. Así de simple. Pese a haber sido uno de los impulsores de la asociación de Bolivia con el Mercosur, desde que resido en Santa Cruz de la Sierra he cambiado algunas perspectivas. Surgieron varias acciones brasileñas y argentinas bastante negativas en materia de cooperación e integración. Además, los números señalan que -aparte de la exportación de gas natural- el intercambio comercial con el MERCOSUR es mínimo. Al no existir una visión estratégica de Brasilia y Buenos Aires para con sus socios menores, Bolivia deberá estar siempre alerta.

Un ejemplo. El tema -tan importante para el oriente- de la soya boliviana lo podrían haber solucionado fácilmente Argentina y Brasil desde mucho tiempo atrás. Siempre nos dejaron solos, dependiendo de preferencias arancelarias y de ventas a las naciones andinas. Esto creó un legítimo temor de los productores de oleaginosas por la inserción plena de Bolivia en el Mercosur. Ahora adquiere importancia para nosotros el gas natural. Es más, el gas es nuestra ventaja en el Mercosur para evitar ser tratados por Brasil y Argentina con desdén similar al dirigido hacia Paraguay y Uruguay. No me refiero a Venezuela por ser reciente su ingreso. Más allá de los publicitados “Presal” brasileño y “Vaca Muerta” en la Argentina, es un hecho que nuestro gas seguirá siendo necesario para abastecer a las zonas limítrofes de ambos países. Son realidades geoeconómicas que juegan a favor de Bolivia.

Ahora hay que procurar –al margen del gas- diversificar la oferta boliviana exportable al MERCOSUR. Al mismo tiempo, urge relanzar al MERCOSUR. Bolivia dará su aporte. Confiemos en que el bloque sea solidario con Bolivia para así incrementar el progreso y el bien comunes.

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 26 de octubre del 2014
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira