Prosigue la contaminación global

En materia de contaminación ambiental existen datos precisos acerca de los principales países contaminantes. Ellos son China, Estados Unidos, India y Rusia. Por otro lado, China tiene 1.400 millones de habitantes y la India se acerca rápidamente a esa cifra, lo que hace que estas dos naciones sean las más pobladas del universo. Por sí mismas ambas representan más de la tercera parte de la población del planeta. Si agregamos Rusia y EE.UU. aproximadamente tenemos un porcentaje total del 43%.

Según el argentino Miguel Angel Boggiano (www.cartafinanciera.com) se puede fácilmente computar la contaminación mediante el consumo total de energía y las emisiones de dióxido de carbono. Con la tabulación de esos datos -asequibles a cualquiera- se puede elaborar un “ranking” de estados contaminantes, entre los que figuran los cuatro mencionados, que a su vez en conjunto consumen la mitad de la energía generada a nivel planetario. Boggiano aclara que “el gran desbalance lo produce Estados Unidos, al consumir el 17,2% de la energía del mundo y representar sólo el 4,4% de la población mundial”. Con respecto a Latinoamérica, agrega que la región consume el 6,5% de la energía mundial. Desde el punto de vista de la emisión de contaminantes, China, Estados Unidos, India y Rusia también son responsables del 50% de las emisiones.

A todo esto, conviene notar que el petróleo sigue bajando y con ello lo más probable es que aumente su uso, al mismo tiempo que debemos tener presente el de por sí elevado consumo de nuestro viejo conocido el carbón, del cual casi nadie habla pero que representa casi un cuarto del consumo de energía global. Los llamados “bio combustibles” están actualmente en franca retirada. Eran rentables con el crudo por encima de los 110 dólares el barril. A los precios actuales del petróleo no hay incentivos económicos para estimular mayor producción en el campo de las llamadas “energías limpias”. Lo mismo puede llegar a suceder con el llamado “shale gas”, el gas de rocas de esquisto, pues la inversión inicial para su explotación es muy elevada, sólo se justificaba con los elevados precios de los hidrocarburos en el reciente pasado. En otras palabras: petróleo barato implica hoy mayor uso del producto y por supuesto, mayor contaminación general.

En definitiva, el panorama ambiental no se presenta en forma halagüeña. Los más contaminantes contaminan aproximadamente el equivalente de su población total pero se puede apreciar que el resto de la “producción contaminante” se distribuye en forma bastante equilibrada a lo largo del globo. Los que más contaminan lo hacen además por ser grandes y poblados, particularmente India y China, pero la verdad es que todo el mundo contamina, en todas partes hay descuido ambiental. De ahí los alarmantes informes periódicos que emite la Organización de las Naciones Unidas mediante un panel especial dedicado a esos acuciantes temas. En el campo de la contaminación, el futuro se presenta tan negro como los combustibles fósiles que originan todo el problema ambiental del momento por su uso extensivo e intensivo en la industria y en el consumo.

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 07 de diciembre del 2014
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira