Recordando las etapas del crecimiento

Culmino aquí mi trilogía de temas sobre el crecimiento que divulgué últimamente. Recordaré las “etapas del crecimiento económico”, planteamiento del economista Walter WhitmanRostow (1916-2003), quien fue profesor universitario y asesor del presidente estadounidense Lyndon Johnson (1966-1969).

La teoría de Rostow intenta explicar los procesos económicos de largo plazo mediante cinco etapas de crecimiento que toda sociedad atraviesa hasta llegar a un nivel cualitativo superior. La etapa de la sociedad tradicional tiene a más del 75% de la población envuelta en la producción de alimentos; el poder político está en pocas manos dominantes.

La etapa de transición crea precondiciones para el “despegue” mediante cambios radicales en los sectores no industriales; se exportan materias primas y un nuevo liderazgo emerge de la mano del empresariado, quien inculca la idea explícita del crecimiento. Luego viene el despegue propiamente dicho (take off). Las manufacturas incrementan su producción, se abastece el consumo interno y se exporta el excedente; el sector secundario crece y disminuye la producción primaria.

Sucede algo similar a lo acaecido en Gran Bretaña con su primer revolución industrial. El camino hacia la madurez trae consigo una amplia aplicación de moderna tecnología, seguida por cambios en la organización social. Finalmente viene la quinta etapa, llamada del consumo en masa.

Esta se alcanza después de alcanzar elevados niveles de ingreso per cápita y de formular políticas basadas en la expansión del consumo sobre la base de un incremento del ingreso global. La etapa crítica es la del “despegue”, en la cual las tasas de inversión crecen y se crean mecanismos institucionales que posibilitan el crecimiento constante.

Sin despegue no hay avance cualitativo ni cuantitativo. Aunque en su época esta teoría fue popular, se la criticó por no explicar cómo algunas sociedades avanzan y otras retroceden o se estancan.

Se la consideró más descriptiva que una verdadera teoría del desarrollo. Sin embargo, el enfoque es importante hasta hoy como mecanismo de clasificación de las fases de una sociedad en su camino hacia el desarrollo, el que se logra una vez hay consumo en masa con altos ingresos per cápita y sobre la base de instituciones que favorecen el crecimiento auto sostenido.


Publicado en fecha: 21 de diciembre de 2012
Escrito por: Agustín Saavedra Weise

 

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira