EL HEREDERO Y LOS HIJOS DE GENGIS KHAN

El legendario conquistador Gengis Khan (1162-1227) ha tenido -en el pasado reciente- como herederos geopolíticos de su expansionismo euroasiático del medioevo a Japón, Rusia y China. El primero fue derrotado en 1945, bombardeado nuclearmente y perdió todas sus conquistas territoriales. Rusia se encuentra ahora reducida en población y poderío con respecto a lo que fue la Unión Soviética y atraviesa problemas internos largos de detallar. Recordemos de paso que el ducado de Moscú estuvo ocupado durante tres siglos por los mongoles y que Europa se salvó de la invasión mongólica gracias a la muerte del Khan Ugedei en 1241, justo cuando estaba por lanzarse la gran incursión  hacia Occidente de esos temibles jinetes guerreros de las estepas.

Con Rusia y Japón, cada una a su turno fuera del escenario, en 2012 queda sólo la milenaria China como inmediata potencia capaz de  intentar ejercer  en el futuro un dominio en Eurasia a la par de ser simultáneamente  posible contestataria del poder mundial de los Estados Unidos. El tiempo dirá si esto finalmente es así o no, pero la realidad nos demuestra que  China es el único  país heredero de las conquistas de Gengis Khan que  hoy queda en el caminoPero más allá de las  potenciales herencias de las conquistas o visiones imperiales de ese gran guerrero, tenemos también  en el presente a sus verdaderos herederos, a los  que podríamos llamar los hijos de Gengis Khan, es decir, los actuales habitantes de su nativa Mongolia.

Mongolia es luego de Kazajstán el segundo país enclaustrado más grande del mundo  con más de un millón y medio de kilómetros cuadrados y una escasa población que no llega a los tres millones de habitantes, de los cuales casi la mitad  se concentra en la capital (Ulán Bator). Tras muchos años de dominación China, Mongolia  pudo volver a ser independiente en 1921 aunque recién en 1945 logró reconocimiento internacional. Una vez colapsado el régimen comunista en 1991, la Mongolia independiente se transformó en república parlamentaria.

Con  fronteras con Rusia al norte y China al sur, Mongolia ha tenido siempre una política de prudencia frente a sus dos amenazantes vecinos. Por su escasa densidad poblacional, Mongolia goza de inmensos espacios libres y de muchos recursos minerales.  En los últimos tiempos,  la explotación  conjunta de recursos tales como carbón, oro y cobre le han proporcionado  a ese país de Asia Central impresionantes tasas de crecimiento de hasta el 17%, con lo cual sus niveles de vida subieron astronómicamente. Además,  el proceso de modernización de estas ancestrales tierras sigue su curso irreversible. Al respecto, vale la pena destacar un elemento de naturaleza frívola pero que también resulta importante en este contexto modernizador y de apertura globalizadora: el próximo concurso de “Miss Mundo” (segundo en importancia luego del “Miss Universo”) se realizará en tierras mongólicas. A todo esto,  diversos medios informan que en Mongolia continuamente se abren nuevos negocios, centros comerciales y se generan servicios diversos que van generando significativos cambios cualitativos.

Mientras China -el único heredero geopolítico  de Gengis Khan- espera su tiempo y oportunidad,  he aquí que los ancestrales hijos de Gengis Khan  de su Mongolia natal están dedicados ahora a conquistar su propio territorio, a progresar y desarrollarse. Nada mal para un pueblo que hasta hace poco se contaba entre los más atrasados del globo, era dominado por terceros y que vivía sólo de las  nostálgicas leyendas de su pasado de conquistas.


Publicado en fecha: 13 de julio de 2012
Escrito por: Agustín Saavedra Weise.

 

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira