153º LUGAR MUNDIAL EN

TRÁMITES Y EMPRENDIMIENTOS

Bolivia ha sido degradada en el ranking mundial 2012 de la escala para emprendimientos, negocios y tramitaciones diversas, elaborado anualmente por el Banco Mundial (ver http://www.doingbusiness.org). Se trata de la reincidente presencia negativa del llamado “costo boliviano” sobre el cual escribí muchas veces pero, claro, sin ningún eco. Hoy, cuando ya doblamos el codo de la segunda década del Siglo XXI, Bolivia en lugar de mejorar empeora.

Los números no mienten. Veamos. Sobre la base de 183 economías consideradas en el informe de 2012, Bolivia ha retrocedido del puesto 147 al 153 en el ranking global. Nos encontramos flanqueados por Liberia y Ucrania hacia arriba (mejores) y por Senegal y Guinea Ecuatorial hacia abajo (peores). El último país (183) es Chad y el número uno la próspera isla-estado de Singapur. Chile (39) y Perú (41) destacan en Latinoamérica.

Paraguay ocupa el lugar 102, Argentina el 113 y Brasil el 126. Venezuela está peor que Bolivia: figura en el puesto 177. Para iniciar un negocio, abrir una empresa o generar un emprendimiento cualquiera, Bolivia se encuentra en el puesto 169, vecina de Burundi y de Eritrea. Para sacar un permiso de construcción la cosa mejora un poco: Bolivia ocupa el puesto 107 pero es superada con creces por Mali, Camerún y otros estados africanos. En la falta de protección de inversiones, Bolivia llega casi al último lugar: ocupa el 179, seguida de Chad y Congo, ambos países en guerra civil casi endémica.

Así sucesivamente, la frialdad de estos objetivos indicadores refleja que Bolivia –lamentablemente- no brinda facilidades para hacer negocios ni para invertir, sobre todo por que hasta el momento no se hizo nada para disminuir el abultado costo boliviano. Inclusive en las tramitaciones particulares las ordalías del ciudadano común son cada vez peores, como es el caso actual de renovación de la licencia de conducir, por citar un solo caso. Otros que podrían citarse son las largas colas para pagar impuestos que -para colmo- si uno no los abona a tiempo es multado o sujeto a otras penalidades. En lugar de facilitar gestiones, el estado las complica cada vez más. En el registro de una propiedad Bolivia figura en el puesto 176.

Peleamos este indecoroso lugar con Djibouti… Cualquiera que haya hecho trámites en las oficinas de Derechos Reales puede atestiguar los martirios burocráticos que se sufren en esa repartición. Así sucesivamente, la escala de sufrimientos por la desmesurada complejidad de los trámites bolivianos sube y sube. En lo único que no estamos del número 100 hacia abajo en este ranking del Banco Mundial es en la administración de insolvencia. En otras palabras: el trámite más fácil en nuestro país es declararse en quiebra.

Allí ocupamos el puesto 65, el mejor de las sub-escalas bolivianas que componen la mala escala global que se ostenta. Mientras en Bolivia no se entienda -tanto a nivel público como privado- que es menester simplificar procesos, tiempos y movimientos, el atraso continuará, al igual que la falta de inversiones y de otros estímulos para el desarrollo. Todo se hace difícil y complicado acá. El ciudadano indefenso no tiene más remedio que aguantar, pero hasta la paciencia tiene un límite. Y la cuerda ya está tensa…

Por otro lado, al paso que vamos, el extranjero que mira estos números poco o ningún interés tendrá en venir hacia nuestro país con su capital o con su fuerza de trabajo. La realidad es la realidad.


Publicado en fecha: 31 de agosto de 2012
Escrito por: Agustín Saavedra Weise

 

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira