EL TEMA MALVINAS EN BOLIVIA

Desde que en 1833 una flota británica invadió y ocupó las Islas Malvinas de soberanía argentina, Bolivia se solidarizó con esa causa  denunciando el atropello. El tema de las Malvinas, junto con el resto de los archipiélagos australes de las islas Georgia y Sándwich del  Sur, todos históricamente pertenecientes al país del Plata, contó siempre con el apoyo incondicional de Bolivia en foros internacionales y en todo tipo de escenarios.

Lo que sin embargo no se había generado hasta el presente, fue un apoyo interno  explícito mediante expresiones individuales de destacadas personalidades del campo político, intelectual y de las relaciones internacionales, apoyo que sin ser oficial, obviamente detenta en si un enorme valor intrínseco. Eso es justamente lo que se ha producido recientemente en nuestro país por iniciativa de un grupo de compatriotas, iniciativa que el embajador argentino Horacio Antonio Macedo -quien pronto concluirá su exitosa gestión de ocho años como Representante de la Casa Rosada ante el Palacio Quemado- acogió con gran entusiasmo.

La creación del Grupo Boliviano de Apoyo a la Cuestión de las Malvinas marca un hito de indudable importancia. Como complemento a la acción diplomática permanente de Bolivia a favor de la justa demanda argentina, este grupo ha emitido un documento titulado “Plataforma Boliviana de Solidaridad con la causa de las Malvinas”. Firmado por varios ex cancilleres,  destacados políticos y escritores, un ex presidente de la Nación y otras personalidades de renombre, ese documento abre la puerta para la generación de opiniones adicionales y además, está abierto a la firma de los connacionales que quieran adherirse a la causa del país hermano. Me honro en ser uno de los firmantes y proponentes de esta Plataforma.

La Plataforma mencionada difundirá por todos los medios a su alcance los esfuerzos argentinos por recuperar las Malvinas e islas adyacentes y denunciará las maniobras de Londres, que prefiere darle largas al asunto, al mismo tiempo que despliega navíos de guerra en la zona, realiza amenazantes  ejercicios militares y exploraciones petroleras de dudosa legitimidad.

Desde la mal planeada y mal ejecutada invasión de 1982 de  la dictadura militar argentina a las Malvinas, mucho ha cambiado en el mundo y en la propia Argentina, como también en el ámbito de la sociedad global. Ahora se procura lograr soluciones pacíficas sin el uso de la fuerza y en democracia. Esto no parece entenderlo el Reino Unido, quien continúa con su política  dura en torno al archipiélago ocupado primero en 1833 y reconquistado en 1982. Desde hace mucho tiempo, las islas fueron pobladas por ingleses y súbditos británicos. Ahora acuden  falazmente al principio de auto determinación de los pueblos sin ser originarios de las islas, ya que en realidad son simples colonos foráneos  trasplantados al lugar. La persistencia de una caduca mentalidad colonialista e  imperial del Reino Unido no es lo más conveniente en esta etapa del tercer milenio, cuando más bien urge la generación de entendimientos constructivos que mitiguen conflictos y eliminen injusticias.

La Plataforma convoca a todos los sectores del país para que sumen su apoyo a la hermana República Argentina en su justo reclamo. Se seguirá trabajando en ello sobre la base del valioso antecedente del embajador Macedo, amigo de todos nosotros y que desde un principio  aceptó oficialmente esta propuesta hecha por bolivianos. La causa de las Malvinas es también una causa nacional.



Publicado en fecha: 11 de noviembre de 2011
Escrito por: Agustín Saavedra Weise.

 

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira