LOS 150 AÑOS DE SIR HALFORD J. MACKINDER

El célebre geógrafo inglés Sir Halford John Mackinder nació un 15 de febrero de 1861 y falleció el 6 de marzo de 1947. Acaban de cumplirse 150 años de su nacimiento. Aunque tuvo notables predecesores -Carl Ritter, Rudolf  Kjellen, Alfred Mahan. Friedrich Ratzel y otros-, Mackinder fue el primero con pensamiento global al brindar una visión geopolítica universal e integrada. La propuso inicialmente en "El Pivote Geográfico de la Historia", conferencia dictada  el 26 de enero de 1904  en la "Royal Geographic Society" de Londres. Allí incorporó su concepto de pivote o “heartland”  (corazón terrestre, núcleo vital). Luego refinó su tesis en “Democratic Ideals and Reality” (1919), con ideas usadas por los británicos  en las  negociaciones del Tratado de Versalles que puso fin a la Primera Guerra Mundial (1914-1918).  En esa obra acuñó la expresión: "El que manda en Europa Oriental domina el núcleo vital (heartland); quien manda en el núcleo vital domina la isla mundial; el que manda en la isla mundial domina al mundo".

Mackinder reflejaba la histórica rivalidad entre potencias terrestres y marítimas. Afirmó que la nación (el pivote) que ocupe los  vastos espacios interiores de Eurasia algún día controlaría planetariamente. Este concepto –mutatis mutandis- también sirvió para analizar otras regiones, Sudamérica entre ellas y en particular nuestro país, Bolivia. Al respecto, divulgué tiempo atrás (1971) un trabajo sobre el tema del  estadounidense Lewis Tambs.

Con el auge de los ferrocarriles (pronto de automotores y aviones), Mackinder consideró que las estepas eurasiáticas se poblarían de caminos, aeropuertos y rieles con proyecciones externas. Ese gigantesco poder terrestre amenazaría la posición –en ese entonces preponderante- de Gran Bretaña, tradicional potencia marítima. Otra de las pesadillas de Mackinder era la posibilidad de una alianza germano-rusa capaz de controlar el heartland. Estas ideas fueron posteriormente desarrolladas por el general  alemán Karl Haushofer. Tras el efímero pacto de 1939 -que pareció confirmar los temores de Mackinder- Alemania y Rusia  en lugar de unirse pelearon sangrientamente entre sí durante los años 1941-1945, venciendo esta última.

A lo largo de sus 87 años de vida Mackinder tuvo una enorme influencia en la política exterior de EE.UU. e Inglaterra. Se lo considera el padre de la "teoría del cerco" sobre la extinta Unión Soviética e impuesto por los Estados Unidos. También es pionero de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN),  pues  la profetizó allá por 1924.
Muchas de las ideas de Mackinder ya cumplieron  más de un siglo y han quedado como parte de la historia de la geografía política, otras siguen siendo válidas para el análisis geopolítico contemporáneo en el contexto internacional -interdependiente y globalizado- de la era actual.

El colapso de la URSS en 1991 trajo consigo la independencia de países que hoy forman parte de la gigantesca masa terrestre de Asia Central, el  anunciado heartland de Mackinder. Quién y cómo dominará esos extensos parajes  -desde Kazajstán hasta el desierto de Gobi- plenos de rivalidades internas y riquezas naturales, es una cuestión para el futuro. Pero la potencia que los domine (¿Rusia, China, EE.UU.?) efectivamente  dominará la isla mundial: Europa, Asia y África. Asia Central es hoy objeto de particular interés de todos los institutos especializados en geoestrategia. El destino de la humanidad puede jugarse allí. Esto refleja en sí otro homenaje al visionario Mackinder, cuyo aniversario recordamos mediante esta modesta nota.


Publicado en fecha: 18 febrero de 2011
Escrito por: Agustín Saavedra Weise.

 

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira