2012: EL AÑO DE LA  NOBLE QUINUA

La Asamblea General de las Naciones Unidas determinó que el próximo e inminente 2012 será el “Año Internacional de la Quinua”. También lo decidió así la XXI cumbre iberoamericana que se realizó hace poco en Asunción del Paraguay. Este es un logro positivo que debemos destacar, sobre todo al haber partido de una iniciativa del Gobierno de Evo Morales, también impulsor máximo de la controvertida hoja de coca y Presidente de la Federación de  Cocaleros del Trópico Cochabambino.

Como lo he expresado en varias ocasiones anteriores, la noble quinua es la verdadera planta sagrada boliviana y no la coca, base de la peligrosa cocaína y nefastos derivados, tales como el “paco” o “crack”. Así lo entendieron desde hace miles de años los Incas, quienes reverenciaban a la quinua y tenían a la hoja de coca bajo un esquema de “sustancia controlada”, sujeto su uso solamente a ciertas ceremonias. Los conquistadores españoles impulsaron luego el “pijcheo” o “acullico” de la coca entre los sometidos e indefensos indígenas, a fin de hacerlos trabajar más y comer menos. Terminaron enviciándolos y los transformaron en adictos por generaciones. Ese es el triste origen colonial de esa “costumbre ancestral” que actualmente se pretende reivindicar en el marco –paradójico- de una “descolonización”.

Muy por el contrario a esa dudosa utilidad colonial y explotadora de la coca, la quinua siempre ha sido de reputación intachable por gozar de una de las mejores proporciones proteicas, presentar una sólida base alimentaria y  múltiples virtudes nutritivas. Su consumo es aconsejado ahora en todo el mundo. La quinua –al revés que otros productos- es apta para enfermos celíacos que sufren de inflamación  intestinal crónica.

Inclusive la Agencia de Cooperación de los Estados Unidos promueve el uso abundante de la quinua. No en vano los Incas llamaron a la quinua la “Chisiya Mama”, el Grano Madre. Factor elemental de la dieta andina durante siglos, la quinua prospera hoy en el mundo. Cada vez se le descubren nuevos valores como también nuevos usos.

Olvidada durante siglos, la quinua florece en los mercados mundiales desde la década de los 70 del siglo pasado y cada vez con más vigor, debido a sus enormes ventajas como nutriente no graso de óptima calidad. La antigua proteína de los Incas está de moda. Diversas informaciones nos señalan que  la quinua está siendo utilizada en el sector de bebidas y comida. Muchos chefs  internacionales usan quinua para preparar platos de gran sabor y deliciosa textura. Algunas empresas lo usan para preparar innovadoras bebidas. Ahora se presenta también como barra nutritiva (www.naturecrops.com). La empresa argentina AMS Foods International S.A. se está destacando en la comercialización del citado producto. Hasta ha logrado premios por esta labor pionera.

Y no es para menos lo expresado, sin citar otros casos por la restricción de espacio. Todo lo que se haga con la quinua será siempre de excelencia. No es un producto vegetal que se presta al vicio como la coca. Aunque esto no guste a muchos, es la realidad. Además, la quinua tiene muchísimas más propiedades nutritivas que la hoja de coca  pero sin ninguno de los males derivados de ésta. He aquí un producto ideal para el desayuno de los escolares bolivianos, a servirse durante el próximo año dedicado a este bendito grano. Asimismo, ojalá Bolivia incremente su producción de quinua y reduzca al máximo la de coca, para asegurarnos alimento bueno para todos con mejor imagen en el contexto internacional. ¡¡Viva por siempre la sagrada y noble quinua!!


Publicado en fecha: 2 de diciembre de 2011
Escrito por: Agustín Saavedra Weise.

 

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira