35 AÑOS DE  LA FRASE “CALENTAMIENTO GLOBAL”

En la edición de agosto de la revista “Foreign Policy”, se reproduce una entrevista realizada por Elisabeth Dickinson con el geólogo Wallace Broecker para recordar los 35 años de la publicación -el 8 de agosto de 1975 en Science Magazine- de su trabajo “Cambio climático: ¿Estamos al borde de un pronunciado calentamiento global? (Ver www.foreignpolicy.com).

Ese seminal artículo terminó siendo profético. Según se nos informa, el autor ya lleva publicados más de 460 trabajos de similar importancia, pero es un hecho que el haber anunciado por primera vez  –y puesto en blanco y negro- el tema del calentamiento planetario, le dará para siempre justificada fama. El término hoy en día es usual. Hasta los niños de escuela se refieren a él, pero allá por 1975 sonó como “alarmista” o “exagerado”. Yo mismo recuerdo que cuando publiqué una nota al respecto en 1982 fui objeto de algunas bromas. Hoy nadie se ríe, el calentamiento global se cierne sobre nosotros como una brutal amenaza al medio ambiente.

En la entrevista, Broecker sigue insistiendo en que aún ahora en 2010 hay tiempo de hacer algo a favor del mundo en este campo. “Es un desastre que podemos evitar o disminuir si comenzamos a tomar acciones”, reflexiona.

Como resultado de sus estudios acerca del elevamiento de los niveles de dióxido de carbono, este profesional llegó a la conclusión de que la propia física resultante del proceso indicaba que la tierra se estaba calentando. Sin embargo, esto no se produjo hasta las primeros años de la década de los 70 del pasado Siglo XX. Tras proseguir sus investigaciones,  Broecker llegó a demostrar a partir de entonces que ya se estaba produciendo un proceso de  calentamiento global. Poco a poco la expresión se fue extendiendo. Hoy es moneda de uso corriente. El propio Broecker probó –cuando medios y gente comenzaron a usar la frase- que había sido  el primero en escribirla y pronunciarla. Inclusive ofreció un premio al que pudiera encontrar a alguien que la hubiera usado antes de 1975 y nadie apareció. En todo caso, Broecker señala modestamente: “prefiero ser recordado por todas mis investigaciones y no por la construcción de una mera frase”.

Broecker no entra en polémicas ni en torno a sus descubrimientos ni acerca de otros temas colaterales. Sigue insistiendo en la necesidad de que el mundo haga algo en conjunto para parar el calentamiento, pues esfuerzos aislados -como los de Alemania y otros pocos países- no tendrán mucho efecto mientras Estados Unidos, China, India y los otros grandes contaminadores no se pongan de acuerdo. Expresa que hay solamente tres formas de energía: la solar, la nuclear y el carbón con sus derivados. El sol es todavía muy caro y la gente se intranquiliza con el tema nuclear, así que por un buen tiempo –lamentablemente- seguiremos con los carbonos en todas sus formas. Recuérdese que el petróleo y el gas natural son “hidrocarburos”, por tanto, primos directos del carbón.

Finalmente, el ya famoso acuñador de la frase “calentamiento global” manifestó que no pensaba hacer ninguna celebración. “Todavía sigo buscando a alguien que me haya antecedido con su utilización”, agregó con sencillez.

Más allá de lo anecdótico y del 35º aniversario, el asunto del calentamiento del orbe a esta altura “arde” y preocupa a todos. Ojalá los líderes de las principales naciones industrializadas y de los estados emergentes finalmente se pongan de acuerdo, para así solucionar el problema o por lo menos minimizarlo. El futuro de las generaciones que vendrán y el destino mismo de la Tierra, están en juego.


Publicado en fecha: 13 de agosto de 2010
Escrito por: Agustín Saavedra Weise

 

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira