JOSÉ ORTIZ MERCADO, EN EL RECUERDO

Hace cinco años, en la noche del primero de enero de 2004, se extinguió la vida de un gran boliviano de origen cruceño: José Ortiz Mercado. Con su pensamiento estratégico y la visión panorámica que siempre lo caracterizó, este entrañable amigo marcó rumbos para Bolivia. Y lo hizo desde su juventud, primero como Parlamentario y luego como Ministro de Planificación, con tan sólo 29 años de edad. Desde ese Despacho -rodeado de un selecto grupo de inteligentes colaboradores- fraguó  en 1970 la “Estrategia para el Desarrollo Nacional 1971-1991”, primer ejercicio serio de planeamiento prospectivo realizado  en Bolivia y con las técnicas más modernas de ese entonces. Hasta hoy -como lo expresé varias veces en el pasado- ese vital documento contiene pautas válidas y es lectura obligatoria para los interesados en el tema.

Luego ocupó otras importantes situaciones tales como Ministro de Defensa, Canciller, Embajador itinerante, Catedrático universitario, Consultor internacional, etc. José fue eso y mucho más. En una Bolivia llena de mezquindades, con tecnócratas de poco vuelo e intelectuales presuntuosos, un hombre como él destacaba nítidamente para su época.
José era un pensador en grande y un verdadero globalizador, desde mucho antes que el término se pusiera de moda. Entretenido y agradable, era también un gran conversador y agudo polemista; se divertía sanamente con el grupo de sus amigos íntimos.

Si los hombres son lo que hacen y se definen mediante sus acciones, José fue un gigante, pues hizo mucho y lo hizo  siempre constructivamente. Nunca fue un destructor; su fino espíritu de gran señor lo impelía siempre hacia las acciones positivas y las soluciones constructivas.

Bolivia no debe olvidar jamás a José Ortiz Mercado, mucho menos su natal Santa Cruz de la Sierra. Esta ciudad aún sí le debe un recuerdo permanente a su memoria, el que espero se concrete alguna vez.

En 2001 tuve el grato placer de acompañarlo y estar presente, cuando en La Paz y en el salón principal de la Universidad Católica, el Lic. Flavio Machicado y otras personalidades que colaboraron a José en sus gestiones ministeriales, se reunieron para recordar los 30 años de ese hito fundamental que fue la estrategia de 1971. Todos le rindieron un sencillo -pero emotivo y muy concurrido- homenaje.

Querido José: estos años  desde tu partida (2004 hasta hoy) y cuando ya no estuviste entre nosotros, fueron tal vez los años en los que la Patria más ha necesitado de tus aportes. Con tu lúcida mente podrías haber iluminado caminos, señalado pautas y marcado críticas, como solamente tu talento hubiera sido capaz de hacerlo, sobre todo en momentos tan conflictivos como los que vive ahora nuestra Bolivia. En ese sentido, la muerte de este sólido politólogo con amplia formación económica, terminó siendo una pérdida irreparable para el país en su conjunto, que se quedó sin la posibilidad de disponer de sus  certeros juicios y sanas opiniones.

En esta oportunidad y como ya lo hice en anteriores ocasiones, tan sólo he querido rendirle un modesto homenaje personal a este inolvidable amigo, sobre todo al cumplirse cinco años de su  lamentable fallecimiento.  Recordado José: estarás siempre entre nosotros. Tu  vida y obras quedarán en la memoria, no serán olvidadas.


Publicado en fecha: 2 de enero de 2009
Escrito por: Agustín Saavedra Weise

 

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira