CRUCIALES ELECCIONES EN ARGENTINA

      Este domingo 28 de junio  el pueblo argentino acudirá a las urnas para renovar parte de las autoridades legislativas. Estos comicios servirán, además, para medir el grado actual de aceptación de la administración presidida por la Sra. Cristina Fernández de Kirchner. Su marido y ex presidente, Néstor Kirchner, es candidato al Congreso de la Nación por la Provincia de Buenos Aires. Hasta el momento, las encuestas en esa región –la más poblada y más importante del país hermano-, no definen nada a su favor en la enconada lucha electoral que libra  contra el empresario Francisco de Narváez.

      Los medios han estado difundiendo el llamado “renacimiento” de las fuerzas moderadas, un inesperado pero sólido aspecto de la realidad argentina del momento y que amenaza seriamente la hegemonía política de los “K” (como se conoce a la dupla matrimonial) que ya se creía consolidada.

      El Movimiento Justicialista -la fuerza mayoritaria en la Argentina heredera del legado político del legendario Juan Perón-, se encuentra dividido entre lo que podríamos llamar peronismo disidente y el kirchnerismo, cuya base la forman -entre otros- ex  miembros del grupo Montoneros. Sus principales referentes y presidenciables son Néstor Kirchner  para los últimos y Carlos Reutemann (Provincia de Santa Fe) para los primeros. Los dos enfrentan complicados escenarios electorales de los que, aun ganando, no saldrán fortalecidos.

      El matrimonio “K” controla ambas cámaras congresales desde hace seis años. Ahora, por primera vez surgen serias amenazas por parte de una oposición mejor organizada y más predispuesta a acordar una agenda común que limite los poderes discrecionales de la pareja presidencial, solucione el tema del campo y asiente las bases de un auténtico federalismo. A todo esto, el vertiginoso crecimiento económico que tuvo la República Argentina en los últimos años –luego del desastre de fines de 2001 y principios de 2002- descendió bruscamente, por el hecho de que cayó la demanda internacional de sus bienes transables. La crisis financiera mundial ha afectado los flujos de inversiones y las fuentes de empleo. La  agria pulseada con el  poderoso agro argentino devino también  en una pérdida de confianza de la gente en el gobierno de la Sra. Kirchner, ello sin contar las permanentes críticas por la velada pero notoria intervención en los asuntos de estado de su marido y ex presidente, como también por la influencia del mandatario venezolano Hugo Chávez.

      Según el analista Rosendo Fraga, “El oficialismo perderá entre tres y cuatro bancas en el Senado, quedando al borde de perder la mayoría, y en Diputados tendrá aproximadamente 16 bancas menos, perdiendo la mayoría". Permanece expectante en estas instancias el Intendente (Alcalde) de la ciudad de Buenos Aires (Capital Federal) Mauricio Macri, aliado de Narváez y potencial candidato presidencial en 2011.

      Frente al 43% obtenido por el kirchnerismo en las  anteriores elecciones presidenciales, se cree que en esta oportunidad no sacará más del 35%. Pese a la disminución, este es un porcentaje importante y que parece ser el “piso” de los K en la actualidad. En todo caso, tras los resultados del domingo se conocerá un nuevo balance de fuerzas en la Argentina, donde se descuenta una ganancia neta de las fuerzas moderadas debido al desgaste sufrido en estos últimos años por las políticas populistas del matrimonio y como subproducto de la crisis. 


Publicado en fecha: 26 de junio de 2009
Escrito por: Agustín Saavedra Weise

 

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira