COMPARANDO EL MUNDO CON ESTADOS UNIDOS

Si bien muchos se llenan la boca con el tema de la “decadencia” de los Estados Unidos de América, ahora realimentada –con cierta justificación- por el temor global ante sus recientes espasmos financieros y probable recesión en curso, es un hecho que esa súper potencia sigue siendo de lejos la número uno del mundo. Falta mucho trecho aún para –económicamente- igualar a EE.UU. a nivel nacional y en términos planetarios, algo que tal vez puedan hacer China, la India  o Rusia, de aquí a unas  cuantas décadas, pero de ninguna manera antes de ese lapso, aunque las dos primeras ya superan holgadamente al coloso norteamericano en términos de población.

En forma conjunta, el enorme espacio de la Unión Europea es en muchos aspectos igual y en otros superior –económicamente hablando- al de Estados Unidos, pero aquí tenemos la sumatoria de 25 países comparados contra uno solo. A nivel individual, hoy por hoy no hay quien le gane a EE.UU.

En una economía trillonaria como la estadounidense y bajo el supuesto de que el gigante del norte es el mundo, obviamente se  pueden insertar allí las economías de muchos países.

Extrayendo datos de un mapa que realiza comparaciones sobre el Producto Bruto Interno (PIB) de diversos países con  respecto a los EE.UU., vemos que las economías de  varias de las naciones más importantes del mundo caben en un solo estado. El indicador globalmente aceptado es  justamente el PIB, expresión monetaria (usualmente en dólares estadounidenses) del total de la producción de bienes y servicios a lo largo de un período anual para una economía “x”.

Es así como Francia se compara con California, Pakistán con Arkansas, Corea con La Florida, el Canadá con Texas. Entre los latinoamericanos, Brasil se compara con Nueva York, Argentina con Michigan y México se compara con Illinois, mientras Chile lo hace con Missisipi, Perú con Utah, Venezuela con Iowa y Ecuador con Dakota del Norte. Asimismo, Israel  se compara con el estado de Oregón y Nigeria con Hawai; Bielorrusia equivale a Alaska.

De la misma manera, se pueden hacer otras comparaciones con diversos otros países del orbe que se contienen dentro de la economía de los Estados Unidos; en realidad, dentro de la economía individual de cada uno de los 50 estados que componen a la súper potencia. Y como hemos visto, muchos de esos países insertos en la economía de un solo estado,  son  de por sí importantes actores en la escena internacional.

¿Y Bolivia? ¿Dónde está Bolivia?  Por encima de toda la retórica anti estadounidense del momento generada desde el Gobierno, es un hecho que somos económicamente tan pequeños, que no alcanzamos a compararnos con ninguno de los estados de la Unión; cualquiera de ellos supera con creces el tamaño económico del PIB de Bolivia, de tan sólo algo así como 8 a 10.000 millones de dólares. Tal vez en una comparación entre municipios podamos igualar a alguna alcaldía norteamericana, pero hasta ahí llegamos, nuestra endeble base productiva no da para más.

Como dijo Aristóteles y repetía  el general Juan Domingo Perón, la realidad es la realidad. Que cada cual saque sus propias conclusiones.


Publicado en fecha: 7 de marzo de 2008
Escrito por: Agustín Saavedra Weise

 

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira