EL EXTRAORDINARIO EJEMPLO DE VIETNAM

Vietnam (significa lejano sur del pueblo Viet) comprende una faja territorial en forma de “s” en la parte oriental de Indochina y  tiene una extensión territorial de 330.000 kilómetros cuadrados con una población de 85 millones de habitantes. Quiere decir que teniendo aproximadamente la tercera parte del territorio boliviano, alberga casi 10 veces más gente, sin tantos problemas como los que artificialmente se crean acá por todo motivo y por todo capricho, sea el de turno o el de siempre.

Es por todos conocida la trágica historia de este sufrido pueblo. Acosado por la China durante siglos, es colonizado luego por los franceses; una vez expulsados éstos (1954) y dividido el país, ingresa en una feroz etapa de guerra civil entre norte y sur con una fuerte intervención del ejército norteamericano (1960-1975), cuya escalada “pico” llegó a tener medio millón de soldados en esa región. Expulsados  nuevamente los invasores y reunificado el país, la suerte de Vietnam parecía poco promisoria: el país estaba devastado y sus tierras contaminadas con agentes químicos lanzados por sus enemigos norteamericanos. Como pálido premio a su heroísmo, se encontró con millones de bajas, heridos, mutilados y una infraestructura destruida. Pues bien, en escasos 30 años Vietnam se ha levantado, ahora crece a un ritmo del 9% anual, es una de las nuevas estrellas de la economía mundial y ¡Adivinaron! Su principal socio comercial e inversionista -luego de Taiwán y Singapur- es la antigua Némesis: Estados Unidos. Más pudieron conveniencia, interés y pragmatismo que odios o rencores, nada de 514 años de exclusión o cosas por el estilo; ahí se trataba de crecer, de transformarse, asociarse y de integrarse al mundo con visión de futuro, no mirando hacia atrás.

            El vietnamés es el lenguaje oficial,  mientras muchos hablan inglés (favorecido más y más como segundo idioma), algunos hablan  francés, chino y khmer. Vietnam posee una industria variada, agricultura y minerales. Tiene tierras de labrantío en 17% de su territorio, cuenta también con recursos forestales e hidroelectricidad.
Las exportaciones  actuales  de Vietnam a Estados Unidos crecen más rápido que las de China, el gran gigante de moda. 

A fines de 2006, los mismos recintos desde donde el gran líder Ho Chi Minh y su genial estratega triunfador sobre el Pentágono, el general Gnuyen Von Giap, se reunían para trazar sus exitosos planes bélicos, ahora albergan reuniones políticas y  bancarias de alto nivel.

Como se ha señalado en diversas noticias, en los últimas tres décadas Vietnam ha transitado desde el comunismo hacia una peculiar forma de capitalismo. Las políticas de liberalización económica empezaron en los 90 del siglo pasado y continúan exitosamente hasta hoy. El país ha reducido la línea de pobreza desde un 51% en 1990 a  menos del 8% hoy. "Cualquier intento de volver a un sistema centralmente planificado es económicamente irracional e ineficiente", señaló recientemente un alto asesor del gobierno.

En la marea estatista que rodea ahora a Bolivia en medio de la euforia de los nuevos contratos petroleros y de la embriaguez originada en las buenas cifras macroeconómicas del momento, conviene recordar el éxito de Vietnam: en treinta años pasó de la casi aniquilación al gran crecimiento y cambio cualitativo. Acá, en 30 años, poco hemos hecho y seguramente en los próximos 30 también poco se hará o lo que se haga, será malo, inconsistente o simplemente demagógico.

Así andamos de mal y así andan de bien otros países mucho menos afortunados que Bolivia en recursos naturales, pero evidentemente mucho más coherentes en sus políticas y acciones, con mayor concepto estratégico y visión. El otrora sufrido, ahora pujante Vietnam, es un ejemplo extraordinario.

 

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira